lunes, mayo 25, 2009

Que vergüenza ser mexicano

Había pocas cosas buenas acerca de ser mexicano, una de ellas era que cuando el mundo entero abandonó a Cuba gracias a un bloquéo económico que solo ha ayudado a perpetuar el régimen que tanto aborrece Estados Unidos, México se mostró neutral y se mantuvo del lado de la isla y sobretodo, de los cubanos. Otro es que siempre nuestro país tuvo los brazos abiertos para darle una oportunidad a aquellos que fuesen perseguidos en sus tierras. Esto desde los años del General Cardenas fué básico en la formación de nuevas generaciones. ¿Quien iba a decirlo? No lo sé, pero todos nuestros padres hablan de algún gran maestro español durante sus años de universidad, y es que las universidades de nuestro país se nutrieron con cerebros que huían de la guerra civil española y después de la segunda mundial.

Así a nosotros nos tocó otra de tantas oleadas, latinamericanos que vinieron con sus canciones, su poesía y sus conceptos sociales, perseguidos por gobiernos militares que los desaparecían, los encarcelaban o tiraban al mar. Muchos de esos fueron a su vez maestros nuestros, argentinos, bolivianos y chilenos me enseñaron a leer poesía y escuchar tangos, a hacer molinos de viento y construir con materiales reciclados, a bailar cuecas y caporales, con ellos canté "crist lag in todesbanden" y cambié bujías a un motor Volkswagen. Gente como cualquiera que nos ha tocado conocer y que solo de vez en cuando veremos hundirse en la saudade de un buen asado o el chancho en piedra. Amigos que no pierden la afición al mate como nosotros nos aferramos al chile en el extranjero (Con y sin albur), ni dejan de llevar ese acento que aclara su identidad, sobretodo cuando encuentran un coterraneo. Todos ellos han enriquecido nuestras vidas, la cultura, el arte y las ciencias de México por la simple razón de que México les abrió las puertas, sin distinción. Tanto emigró mi maestra de coro como el asesino Cavallho, a quien para que se le enjuiciara hubo que seguir un proceso de extradición que hizo noticia por un buen tiempo. ¡Carajo pues! ¿El enormísimo Roberto Bolaño habría escrito del mismo modo si no le hubiera tocado vivir esa juventud de inmigrante chileno en aquella ciudad de México de los 60s?

Pero Fox primero y después Calderón se empeñaron en echar por el piso lo poco de digno que había en ser mexicano. Como ellos son globalizados y nomás pertenecen al país del dolar y el euro no les importan esas cosas. Ya vimos como cuando en Atenco la policía reprimió brutalmente se deportó a varios jóvenes chilenos y españoles sin ningún trámite legal, ahora resulta que hay un peligroso guerrillero haciendo postdoctorado en la UNAM, y en sociología, Carlitos Mota està dando brincos de alegría y Carlos Marín ya mojó su trajecito de burócrata de los 80. Yo estoy que no me la creo porque se le llamó con engaños al IMN, lo agarraron al más puro estilo "levantón" y lo depositaron en un avión directo a Bogotá. ¿Porqué? Porque en el famoso disco duro se menciona su nombre, ese disco duro de una laptop encontrada en un campamento guerrillero durante el mismo bombardéo en el que salió herida Lucía Morett. El mismo disco duro que uno que creció con historias de clandestinidades y rebeldías (Y no se hagan los asustados, que ustedes también le lloraron a Bennedetti, aunque nomás se sepan "tactica y estrategia") sabe que no existe por la simple razón de que un guerrillero no guarda nunca información. Y si les queda duda ahi esta el caso de William Javier Díaz a quien se le acusó con "pruebas" obtenidas del famoso disco duro que después se demostro eran fotomontajes, lo cual llevó a su liberación. Pero nel, al pelele calderón, que cada vez es más como sus caricaturas, cadadía más pequeño y patético, como no se le hizo mandarle a Sarkozy a la francesita porque resulta que ella SI es culpable, pues ahora le manda a Uribe a un "peligroso terrorista". ¿Como sabemos que es peligroso terrorista? Porque Uribe dijo. Así como Sarkozy decía que la francesita era inocente y que ellos la juzgarían con sus leyes.

Ahora, volviendo a lo de las extradiciones. ¿No hay procedimientos legales para eso? Si los hay no le importan al gobierno del pelele, como todo un émulo de Bush y sus vuelos fantasmas de la CIA no lo pensó un momento para detener ilegalmente y deportar ilegalmente al sociologo colombiano, a quien nunca se le dió el beneficio de la duda. Y lo que es mucho, mucho mucho peor. El hoy deportado iba a viajar a Colombia en un mes a visitar a su familia, como sabemos que hace todo peligroso criminal cuando es buscado por la ley. O sea, Uribe podría haberlo apresado en tierra colombiana sin ningún problema. ¿Para que hacerlo entonces? Para que Calderón diga una vez más "Ven... si puedo". Y si, si puede, si puede dejar el nombre de México por los suelos.

5 Comentarios:

Blogger Romina Ortiz de Landázuri dijo...

“Miré los muros de la patria mía,/ si un tiempo fuertes, ya desmoronados/ de la carrera de la edad cansados/ por quien caduca ya su valentía./ Salime al campo, vi que el sol bebía/ los arroyos del hielo desatados,/ y del monte quejosos los ganados,/ que con sombras hurtó su luz al día./ Entré en mi casa: vi que, amancillada/ de anciana habitación era despojos;/ mi báculo, más corvo y menos fuerte./ Vencida de la edad sentí mi espada,/ y no hallé cosa en que poner los ojos/ que no fuese recuerdo de la muerte”. Creo que don Francisco Quevedo sentiría algo así como un triste orgullo al ver que, casi cuatro siglos después de su redacción original, este soneto continúa acompañándonos. Aquí, en México, este dolor y esta sensación de derrumbe y acabamiento va ganando adeptos por toda la patria.
Como Quevedo, yo también volteo hacia los rincones de mi patria y los encuentro derruidos. Mi país ya es como un enorme galeón varado en el cieno. El PRI, a mí no me cabe duda, dejó al país en esta ruta de colisión con su propio destino; ahora padecemos ya nueve años (¿va bien mi cuenta?) de panismo y no han hecho nada que nos lleve a la restauración moral, ética y cívica de México, al contrario. Los desfiguros de Fecalín frente a una sociedad que se siente y se sabe vejada, desprotegida y a merced de todas las formas del hampa que aquí se han desarrollado… esos desfiguros y ese restarse en vez de sumarse, nos avisan que tampoco hay nada sustantivo.
Con nuestro patrocinio para toda su paquidérmica burocracia, lo único que hemos conseguido es vivir en un mundo al revés donde nada es lo que parece ser.
Sí, Perrote, a mí también me avergüenza ser mexicana, pero hago mi lucha por serle leve al paisito.

26/5/09 18:41  
Blogger juanito dijo...

Oye Pablo, Soy yo, Juanito, el jaranero del Valle del Río Grande. Te envié un mensaje por el myspace, pero queria contactarte aqui tambien. Voy a estar en Monterrey el Miercoles al Viernes y sería chido si tuvieramos una oportunidad para jaranear y echar unas coplas. Mi email es johnmichael [aroba] sfalliance [punto] org. Pasame tu numero de telefono para ver que onda con la tocada. -Juan Miguel

13/10/09 23:57  
Blogger ADRIANA SOLIS QUEZADA dijo...

Hola querido perro feliz
pasaba por aqui a saludarte y invitarte a que visites mi nuevo blog, abrazouu.
Amarillita

3/11/09 21:35  
Blogger tripolar dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

17/2/11 10:01  
Blogger eL bUbU dijo...

Sólo pasé a dejarte buena onda. La necesitas.

Sé feliz.

Eliminé el comentario anterior porque no era mi cuenta.

17/2/11 10:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal