lunes, octubre 11, 2004

Yo voyeur.

Pasé el final de algunos días, y el principio de otros, investigando y metiéndome en vidas ajenas.

O sea que ejercí el voyeurismo extremo que me caracteriza y estuve espiando a un montón de gente. Lo mejor, fue con su consentimiento. El problema es que cuando te haces tan voyeur, y metes tanto la nariz en otras vidas te das cuenta que las vidas de otros son exactamente igual de aburridas que la tuya, con sus dignas excepciones, he encontrado algunas mucho más aburridas.

Hoy hablo de los blogs y los flogs (web-logs, foto-logs, Diario en red y fotodiario respectivamente). Que son espacios gratuitos en la guoguaigüeb establecidos sin otro fin que servir de diario público. Antes uno escribía en un librito de tapas duras los secretos más personales y las divagaciones más enfermas, con la secreta esperanza de que alguien lo leyera. No creo que realmente la intención fuera mantenerlo en privado. ¿Porque había algunos que hasta tenían llavecitas y candados? No hay nada que invite más a los hambrientos ojos voyeuristas que lo prohibido.

El caso es que hoy, trece años después de que yo hiciera mis pininos en BITNET charlando con gente de Querétaro, casi todos mis amigos reales o cibernéticos tienen un blog, algunos tienen un flog y la verdad los que no tienen ni uno ni otro hasta pena me da decir que son mis amigos.

Para Lalo (La Lorena, la excelsa pianista que emigró en busca de la exacta combinación de arte y religión), mi blog no tiene nada de literario, la describe más bien como una actividad masturbatoria que está lejanamente relacionada con mi gusto por juntar letras y narrar historias. Esto parece ser cierto, lo que aquí escribo con frecuencia variable, no tiene nada que ver con mis cuentos ni narraciones de viaje. Los que hayan leído ambos materiales lo pueden atestiguar. Aquí soy divertido algunas veces, otras simplemente patético. No tiene mucho que ver con la intencional sencillez de mis cuentos, con el esfuerzo serio y no siempre logrado de mantener las cosas simples.

Así son la mayoría de las blogs, algunas divertidas, algunas patéticas. Solo tienen un factor común, el propietario cree que lo que el/ella escriba es digno de ser leído por otras personas. Lo deja ahí, al alcance todo el mundo y le da a todos la oportunidad de responder, comentando acerca de sus pensamientos. Lo extraño es que sí hay a quien le interesa el onanismo escrito, es increíble como los blogs con las temáticas y los estilos más terriblemente aburridos y sosos tienen un público lector (Agradeceré que no haya comments sobre este párrafo en particular, gracias, que amables.). Los estilos más usados y copiados siempre tienen éxito, que los hace ser aún más usados y copiados.

Es sorprendente la cantidad de blogs cuyos posts no son más que un par de líneas. En las recomendaciones para tener un blog exitoso te dicen que entre menos extenso escribas más gente va a querer volver a leerte. Me quedo pensando como yo, que nunca he podido hacer el salto de cuento a novela, digo, ni siquiera de cuento corto a cuento largo, aún así entro en la categoría de los que escriben demasiado para ser leídos. También es común que en estos blogs cortísimos no suela haber razones para volver a leerlos. Escribir un par de líneas al día no te hace Monterroso.

En cambio los flogs son aún más exhibicionistas, entran al reino de lo visual, y aunque escriban dos líneas la gente vuelve porque hay imágenes, de cosas, de casas, de gente, auténtico voyeurismo. Hay flogs que son verdadero templos de amor al EGO, dedicados solamente a exhibir una foto diaria, o más, de la misma persona, pero incluso las personas más bellas después de un par de fotos se vuelven imágenes aburridas. Otros cuantos se dedican a exponer su trabajo fotográfico o gráfico, de calidad variable. Pero en general los flogs son el reino de las imágenes repetitivas, la misma foto repetida de mil muchachas diferentes, tres cuartos ángulo superior mostrando el escote, quiero proponerla como la foto menos sexy del universo. También en los flogs, más que en los blogs (Basados en texto), abundan los posts donde se utiliza exceso de mayúsculas para simular que se grita, o se substituye el sonido fuerte de la C por K y otras barbaridades del lenguaje escrito. ¿Señal de que sus dueños son mucho más visuales que abstractos? Incluso hay uno en donde el propietario orgullosamente exhibe la imagen de la droga que piensa meterse en su próximo trip, y la respuesta de sus amigos es una lista de comentarios de una sola línea "Pasaa!, invita condenao!, Eso si pone bien rico! Mejor saca la blanca!". ¿Serán concientes de lo extremadamente patéticos que son? Si se dan cuenta o no, ya tienen su espacio en al red para serlo libremente. Es mejor que tenerlos de vecinos, puedes elegir simplemente no volver a visitar su flog.

Hasta ahora solo hay uno que me han dado ganas de revisar con frecuencia. A los que me conocen les sorprenderá saber que no hay mujeres desnudas.

Y todo por creer que las intimidades propias le interesan a los demás.

1 Comentarios:

Blogger Victor dijo...

Hay extensiones que no valen la pena explorar por la grandeza de las ideas.

Seguir escribiendo en widescreen, technicolor y digital dolby 7.1 es prueba de chingoneria.

Salud Perro...

11/10/04 13:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal