lunes, junio 27, 2005

Y

Aún no entiendo como logré volverme invisible, simplemente el jueves no me reflejé en la superficie de mi tarro de cerveza, nada del otro mundo, al fin siempre me la acabo casi de un trago.

Y en la esquina, bajo el arbol, nadie volteaba a verme. A veces me pasa eso, cuando quiero estar solo la gente se da cuenta y no se me acercan, me sacan la vuelta educadamente. Ahora estaba sentado bajo ese arbol, en el patio del bar (Me gusta ese bar porque tiene un arbol) y la gente no se acercaba, sus miradas pasaban por encima de mi.

Miré al piso, para no darme cuenta que la gente miraba las pinturas de la pared, el tronco del arbol, nadie me miraba.

Como si yo no fuera asunto de nadie.

Hace tres noches.

Al día siguiente la gente dejó de verme en la calle, a pleno día.

Hoy espero que no salga la luna, así habrá obscuridad completa, y podré imaginarme que si no me miras es por falta de luz, no por falta de mi.

De todos modos intentaré murmurar en tu oido lo que quieres escuchar, porque sabes que es lo que pienso decir. Aunque sientas que es solo un sueño.

4 Comentarios:

Blogger lafabi dijo...

...

27/6/05 10:14  
Blogger Janistika dijo...

:D..
DONT PANIC... The answer is.. 42

saludos, buen blog.

27/6/05 19:03  
Blogger Dra. Kleine dijo...

Me perdi...
Buena narración,,, y aguarda a la Luna, harías maravillas si esperas salir así.

Saludos!

28/6/05 09:33  
Blogger Dharma dijo...

Yo que tú sacaría ventaja de esta aparente invisibilidad de la que andas revestido...

29/6/05 06:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal